Sofá hundido: Cómo repararlo y otras soluciones

Un sofá hundido pierde confort, eso es así. A veces la única solución es reparar o reemplazar algunas piezas o el sofá. Conocer las posibles causas de porqué se ocasionan estos problemas, también pueden serte muy útiles. Y si también necesitas reparar la tela, nuestro post sobre las mejores telas para tapizar sofás puede ser de tu interés.

Sofá hundido ¿por qué?

Hay que saber que los sofás tienen una estructura, el esqueleto del mueble que le da resistencia y cuerpo, y sobre el que se asienta la parte más confortable, la parte sobre la que nos sentamos.

Este armazón puede ser de varios tipos: de madera o de metal, por ejemplo. De madera maciza, de metales como el acero, aluminio o hierro, de aglomerado de madera u otros.

Por armazón entendemos la estructura mayor, pero también existen los bastidores, que son sobre los que apoyan los asientos.

Estos bastidores pueden estar fabricados en madera para el contorno y con muelles para la parte central.

O en lugar de muelles, cintas elásticas, que se disponen cruzadas. Si se trata de cintas, también pueden estar fabricadas en varios materiales. Por ejemplo: de caucho o de tejido elástico, que sería una mezcla de textil y goma.

En ambos casos, la función de estos elementos es amortiguar la sentada.

Otro de los elementos por excelencia es la espuma. Este material será uno de los más próximos a nosotros cuando nos sentamos, y generalmente está recubierta por el material del que esté tapizado el sofá, que puede ser de tela, piel, polipiel…

Reparar sofá hundido

Hemos visto los diferentes tipos de sofás o sillones que existen, según el tipo de que se trate, necesitarás unos cambios u otros en su estructura.

Solución sofá hundido (Cintas)

Deberás comprobar si las cintas están flojas, sueltas o rotas.

En caso de que sea así, reemplazarlas.

Si están flojas, prueba a estirarlas para ganar firmeza y volverlas a sujetar. De todas formas, fíjate en que no estén demasiado desgastadas. Aumentar la tensión puede ocasionar que se rompan poco después de que las arregles. Valora si conviene sustituirlas.

Reforzar sofá que se hunde (Muelles)

Si tu sofá tiene muelles, y notas que algo no anda bien, deberás comprobar si se trata de algún muelle en concreto o la mayoría están desgastados y requieren de un cambio.

Para comprobarlo, deberás acceder a esta parte de la estructura de tu sofá y comprobarlo. Entonces podrás decidir si necesitas cambiarlos todos o alguno en concreto.

Acceder a ellos también te ayudará a saber qué tipo de muelle es el que necesitas cuando vayas a pedirlo a la tienda. Normalmente los encontrarás en ferreterías, tiendas de tapizado o de bricolaje.

Será necesario que conozcas el tipo de muelle, su diámetro y longitud. Y si llevas una muestra, mejor que mejor.

Sofá hundido (Espuma)

Hay sofás que combinan varias opciones. Otros centran su confección en la espuma. Debes saber que la espuma se mide en densidad. Cuanto más alta sea, mayor durabilidad y firmeza aportará.

Si la espuma de tu sofá no recupera su forma cuando te sientas o no amortigua, te recomendamos que la cambies.

Una de las densidades más recomendadas para sofás es la de 30 kg/m³. Aunque también es frecuente utilizar espuma de 25 kg/m³.

En algunos sofás se juega con varias densidades, dependiendo de las diferentes partes del sofá. Por ejemplo, la del asiento suele se mayor que la del respaldo.

Empezar a detectar las posibles causas es el primer paso para poner solución. Esperamos que te sirva de ayuda este post.

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Unsplash

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será subido. Required fields are marked *