Cómo montar un gimnasio en casa: ideas para entrenar desde casa

¿Te resulta sencillo entrenar? ¿Ya tienes el hábito adquirido? ¿Buscas montar un gimnasio en casa? Tanto si lo tienes como si no, tener un espacio bien organizado y dedicado al deporte en casa segurísimo que te ayuda a alcanzar los objetivos que te marcas.

Además, tener un espacio para hacer deporte en casa tiene las siguientes ventajas:

  • Sin excusas, podrás cuidarte siempre que quieras
  • No pierdes tiempo en desplazamientos
  • Acabas y tienes tu maravillosa ducha propia esperándote
  • Te permite conciliar mejor tu vida familiar
  • Perfecto para días de viento o lluviosos
  • Lo podéis aprovechar desde adultos a niños

Los beneficios de montar un gimnasio en casa están claros.

Ahora quizá te preguntes: «vale, muy bien, pero no tengo espacio ni demasiado presupuesto» ¡No te pongas barreras!

Puedes entrenar sin hacer un gasto muy elevado, y poco a poco ir incorporando materiales, si quieres.

Montar un gimnasio en casa

Hay muchas formas de personalizar tu espacio de entrenamiento en casa: sin máquinas, con ellas y decorando el entorno más o menos.

Te damos unas pistas iniciales para que empieces a inspirarte y proyectar lo que deseas para disfrutarlo en tu casa.

Gimnasio en casa sin máquinas

Las máquinas son caras y algunas ocupan mucho espacio. Si no estás por la labor ni de comprarlas ni tienes el hueco, lo mejor es que te decantes por hacer deporte con otros recursos.

Estos serán materiales muy interesantes para que puedas practicar ejercicio igualmente:

  • Mancuernas
  • Gomas o banda elástica
  • Comba
  • Esterilla
  • Pelota de pilates o fitball
  • Step
  • Silla

Por supuesto usa ropa cómoda y ten agua cerca para poder ir tomando algunos sorbos mientras practicas ejercicio.

Post recomendado: ideas para separar ambientes de forma única y moderna. Este post te puede ser útil si destinas una habitación a dos usos o más.

Decoración para tu gimnasio

Estas son algunas ideas prácticas tanto para decorar como para aprovechar una zona de tu casa en la que hacer algo de deporte:

1. Espejo

Puedes instalar un espejo o varios. El objetivo es poder visualizarte haciendo las posturas y ser consciente, por si debes rectificar algunas. Una postura incorrecta puede resultar en contracturas y lesiones.

Y con el tiempo también te ayudará a apreciar tus progresos, lo que te motivará.

Además, a nivel decorativo aportan luminosidad y sensación de amplitud a la estancia.

2. Frases motivadoras (en vinilos o láminas)

Sabemos que a veces cuesta mantener el hábito, sobre todo cuándo hay que compaginarlo con vida laboral, compromisos, vida familiar…

Así que frases que te recuerden tus objetivos y te den un empujón a seguir ¡son un gran recurso decorativo! ¡Y no sólo eso!

3. Estanterías de diseños originales

ESTANTERÍA ZIG-ZAG. Ref. 10487. Ver en Miroytengo.es

Una estantería como esta decora por sí sola. Además te proporciona bastante espacio en el que guardar los utensilios que necesitas para hacer deporte, apoyar el agua, la toalla, o prepararte la ropa para entrenar.

4. Armarios auxiliares

ESTANTERÍA 2 puertas. Ref. 10403. Ver en Miroytengo.es

Un armario auxiliar de almacenaje como este puede ser el complemento ideal. Sobre él podrás poner el reproductor de música. Incluso la tablet o televisión en caso de que sigas algún canal para entrenar o vídeos.

En el interior puedes guardar de manera más íntima todo lo que quieras, como por ejemplo: suplementos energéticos o vitamínicos, ropa, calzado, masajeadores u otros accesorios.

Crea un look similar con la ESTANTERÍA PLANK 4. Ref. 28265. Ver en Miroytengo.es

Con este post deseamos ayudarte a montar un gimnasio en casa que te ayude a cuidarte más.

Inspirarte a crear el espacio que te lo ponga fácil para conseguir el objetivo es el primer paso.

Equipo Miroytengo

Fuentes imágenes del post: Imagen 1 Freepik | Imagen 2 Miroytengo | Imagen 3 Miroytengo | Imagen 4 Pinterest

Imagen de cabecera: Freepik

Compartir en...

Deja un comentario

Cómo montar un gimnasio en casa: ideas para entrenar desde casa

Tiempo de lectura: 3 min