¿Qué somier elegir? ¿Base tapizada o somier?

Si estás pensando en renovar el mobiliario de descanso, o te vas a vivir a un nuevo sitio, este artículo te vendrá de perlas para decidirte. Todos sabemos la importancia que tiene el colchón, pero también es importante la superficie sobre la que se sostiene. En este punto entran como protagonistas los somieres y las bases tapizadas, y si no sabes si te conviene más una base tapizada o somier, aquí vamos a ver los puntos fuertes de cada uno de los tipos de soporte, lo que te ayudará a conocer qué necesitas.

Somieres

El somier de láminas es el que mayor presencia tiene en el mercado. Con anterioridad existían los somieres de muelles, pero no son la mejor opción para tener un buen descanso y preservar tu colchón. Así pues, el somier de lamas es el tipo de somier más utilizado, el rey de los somieres por excelencia. Pero, ¿qué somieres existen dentro de los somieres de láminas? Podemos dividirlos entre: somieres de balda fina o estrecha, somieres de balda ancha, somieres multiláminas o somieres articulados.

  • Los somieres de láminas estrechas son una buena elección para el descanso si buscas buena relación calidad – precio.
  • Un somier de balda ancha ofrece una mayor firmeza que el de balda fina. Ideal para aquellos a los que les guste dormir con una firmeza media o alta.
  • Los somieres multiláminas son la opción más completa. El gran número de láminas de las que se componen estos somieres hace que tu colchón esté más sujeto, uniforme, y como consecuencia, tengas un descanso de mayor calidad.

Los somieres de láminas sin regulación son suficientes en cuanto al soporte que se necesita. Pero la posibilidad de regular las láminas — que nos ofrecen algunos somieres multiláminas — hace que la flexibilidad y adaptabilidad sea mejor en este tipo de somier que en los anteriores. Esto hace que disfrutes de un mayor confort a la hora de dormir, ya que se adaptará a tus movimientos durante el sueño.

Una característica común presente en todos los somieres de láminas es que ofrecen una buena transpiración. Facilitar la transpirabiliad es uno de sus puntos fuertes, ya que el aire corre con mayor facilidad a través de los huecos entre las baldas.

Respecto a los materiales, hay que tener en cuenta que la flexibilidad, la uniformidad y la resistencia son características importantes. Para ello, es muy interesante saber que la madera proporciona estas dos propiedades. En concreto, la madera de haya es la mejor en cuánto a resistencia y flexibilidad. Pero también se utilizan otras maderas o materiales como la madera de chopo, el metal o la fibra de carbono. La madera es más elástica que el metal, y más duradera.

Bases tapizadas

Las bases tapizadas ofrecen un extra de uniformidad, que dificulta que los colchones se deformen y duren más en el tiempo en excelentes condiciones. Por otro lado, la transpirabilidad ya no es un problema gracias a los últimos avances en el uso y confección de materiales. Para ello se utilizan tableros perforados, aireadores y las telas que recubren la base están fabricadas con materiales y diseños que son ideales para facilitar la transpirabilidad. En algunos casos en los que el ambiente sea muy húmedo o el colchón no sea transpirable por su material de fabricación, quizás te convenga más decantarte por un somier de láminas, pero a rasgos generales, las bases tapizadas ofrecen una buena transpiración.

Alternativas adicionales

Antes te hemos hablado de los somieres articulados. Pues bien, estos son somieres que disponen de varios niveles de adaptación postural. Esto se convierte en una gran ayuda para personas con diversidad funcional motora. Y para las personas que están pendientes de sus cuidados. O para aquellas personas que desean descansar diferente. También son interesantes para personas que quieran facilitar la circulación sanguínea en las extremidades inferiores, por ejemplo. La regulación de estas camas puede darse con un sistema manual, o eléctrico.

Otra opción de descanso alternativa si duermes en pareja es unir dos somieres. Obtendrás una buena solución para que cada una de las superficies se adapte a los movimientos de cada uno. Para ello existen platinas, que unen ambos somieres, y que los convierten en uno solo, pero con los beneficios de tener una base individualizada, en realidad.

Conclusiones

Si te preguntabas si es mejor un somier de láminas o base tapizada, esperamos que después de la información que te proporcionamos, tengas más claro cuáles son sus puntos más destacables. Hemos visto que existen varias opciones en cuanto a materiales y diseños. La madera proporciona resistencia y flexibilidad, dos propiedades que juntas hacen que tengamos un mejor descanso. Las bases tapizadas ofrecen un extra de firmeza, y los somieres, de transpiración. Aunque hoy en día, las bases tapizadas ofrecen mayor transpiración que antes, debido a mejoras como: la perforación del tablero, aireadores o telas de composición transpirable. Y si lo deseas, tienes opciones como los somieres articulados o los somieres individuales, que unidos, forman una base matrimonial.

Elige descansar plácidamente, pues es uno de los placeres de la vida. ¡Y te levantarás comiéndote el mundo!

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Freepik

(Visited 63 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *