Cuándo cambiar el colchón: Señales y tiempo máximo

El descanso es una parte fundamental de nuestro bienestar. Para ello, elegir bien a la hora de comprar colchón es importante. Y también hay que saber cuándo cambiar el colchón, cuáles son las señales que nos indican que algo no está bien y la duración máxima aproximada de la mayoría de colchones.

Duración de un colchón

Dependiendo del material del que esté fabricado el colchón, la duración de un colchón será mayor o menor. Los colchones fabricados con látex, viscogel o viscoelástica son los que mayor duración tienen. Alrededor de los 10 años, en condiciones normales. Y el uso que le demos también influirá en su duración.

Beneficios viscoelástica

La adaptabilidad es una de las características más destacables de la viscoelástica. Reduce en gran medida la tensión muscular gracias a la capacidad de adaptación del material y el alivio de las zonas de presión. Así, se consigue una buena circulación sanguínea.

Hay que decir que el núcleo del colchón es igual de importante que el material viscoelástico. ¿Y eso? El núcleo es el que le aporta firmeza a nuestro descanso, sino, nos hundiríamos. Y se mide en kg/m3, que indica la densidad.

Estas características hacen que descansemos mejor y que el colchón dure más en el tiempo.

¿Sabes que la viscoelástica tiene su origen en la NASA? Impresionante ¿verdad?

Beneficios viscogel

Hay colchones que compaginan el material viscoelástico y el viscogel. Por ejemplo, en una de sus caras (normalmente la superior) se incorpora viscogel, y en una capa más interna se usa viscoelástica. El viscogel es un material que suma una serie de ventajas. Ofrece una mayor transpirabilidad, mayor durabilidad, se adapta mejor que el gel y ofrece más frescura que la viscoelástica. Si tu colchón tiene viscogel, sumarás estas mejoras.

Colchón Duque con Viscogel

 

Colchón Circle con Viscogel

Cuándo se debe cambiar un colchón

Vamos con las señales que tu colchón puede estar mandándote:

  • ¿Duermes mal?
  • ¿Te levantas con dolores de espalda?
  • ¿Hay zonas que aprecias desiguales o deformadas?
  • ¿Se ve hundido?
  • Si duermes en pareja, cuando uno de los dos se mueve, ¿afecta al otro, desplazándolo?
  • ¿Notas algún muelle movido o que sobresale más?
  • ¿Crees que te está produciendo alergia?

Estas son señales que indican que el colchón necesita renovarse. Un colchón en malas condiciones nos afecta a nosotros en el día a día porque un mal descanso es perjudicial para nuestra salud.

La media que se recomienda para hacer un cambio de colchón es de 10 años. Pero, como todo en la vida, esto no es una verdad absoluta. Normalmente te hablamos de que cada uno de nosotros y nosotras tenemos unos gustos, unos hábitos, unas necesidades. Pues el descanso no iba a ser menos. No es lo mismo una persona que duerme todos los días del año en el colchón de su casa, que una persona que viaja mucho y lo usa menos veces a lo largo del año. O las segundas residencias, que se frecuentan en verano o vacaciones. Y, como hemos visto, la duración de un colchón también depende del material con el que está confeccionado el colchón.

¡Dulces sueños para empezar la jornada con energía!

Equipo Miroytengo

Haciendo clic sobre la imagen puede acceder a su fuente.

Fuente de la imagen principal: Freepik

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será subido. Required fields are marked *