Cómo arreglar una persiana que no sube en 10 sencillos pasos

¿Necesitas saber cómo arreglar una persiana que no sube? ¿Se te han roto las persianas o ves que están a punto? En este post te comentamos desde el arreglo para saber cómo cambiar la cuerda de tu persiana o cómo arreglar una persiana descolgada a cómo arreglar una persiana rota.

Cómo cambiar la cinta de una persiana

Para saber cómo arreglar una persiana que no sube, vamos a empezar por cambiar la cinta de la persiana. Cómo cambiar la cuerda de una persiana es uno de los arreglos más comunes que se tienen que hacer cuando algo no funciona bien. La cinta es una de las partes que más sufren, junto al recogedor.

Las cosas más importantes son la tensión, para que suba y baje bien, y la cantidad de cinta, para que no quede floja ni te quedes sin poder bajarla del todo. Piensa que además del aspecto estético, tener las persianas en buenas condiciones ayuda a acondicionar la habitación y a preservar los muebles de salón o los muebles de dormitorio.

Cambiar cinta persiana: materiales y herramientas necesarias

Cinta/cuerda de persiana

Destornillador

Cambiar cuerda persiana: Pasos

1 Baja la persiana del todo.

2 Quita la tapa del cajón superior, desatornilla el eje y retíralo.

3 Quita la cinta. Si va anudada desátala para quitarla.

4 Introduce la cinta nueva por la ranura del cajón superior (el que contiene el eje y la persiana cuando está enrollada) y sujétala del mismo modo que estaba la anterior.

5 Pon el eje en su soporte, y comprueba que gira correctamente.

6 Ahora, saca el recogedor (si está en la pared insertado).

7 Paso importante. El disco del recogedor está tensado para que la cinta se recoja bien, lo que quiere decir que si se te escapa te puede hacer daño, porque se destensará con fuerza. Cuidado. Hay que ir retirando poco a poco la cinta vieja para sacarla aguantando el carrete para que no se destense. No sueltes el carrete.

8 Sin soltar el carrete para que no pierda la tensión (mejor que te ayude alguien en este paso) mide la cinta vieja y deja algún centímetro de más por si tienes que ajustar.

9 Haz un corte casi en el extremo de la cinta, pásala por la parte móvil del embellecedor que va a la pared hacia el recogedor (por la ranura de arriba), fíjala al enganche (tornillo, clavo…) de tu recogedor.

10 Suelta con cuidado. Ya puedes colocar el recogedor en su sitio y atornillar el embellecedor. ¡Y listo!

Como habrás podido leer, lo más complicado es conseguir que no se te suelte el carrete. Ten cuidado con esto, como te hemos dicho, te puedes hacer daño.

Te dejamos unos links para que lo visualices y sepas cómo arreglar una persiana que no sube:

Hay que decir también, que a veces el mecanismo del recogedor está roto o deteriorado y necesita cambiarse.

Arreglar una persiana rota

Si tu persiana tiene una lama rota, puedes extraerla tirando por un lateral de esa lama deteriorada y encajar una nueva en su lugar. Del mismo material y medida.

¡Esperamos que te sirva!

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Unslplash

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será subido. Required fields are marked *