5 remedios caseros para que el perro no muerda los muebles

¿Buscas remedios caseros para que el perro no muerda los muebles? Si compartes vivienda con tu amigo peludo, si todavía es un cachorrito, o si vas a tener un perro pronto en casa, te conviene echar un vistazo a estos remedios que te proponemos. No son remedios milagrosos ni vamos a darte recetas que puedan llegar a ser perjudiciales para la salud de tu amigo peludo, pero si las pones en práctica seguro que mejoran vuestra convivencia.

Ofrécele alternativas

Dale su espacio y objetos propios: juguetes, cama, mantas, cojín…En este otro post del enlace puedes ver puff originales y un pouf DIY para perros.

No queremos decir que pase de morder los muebles a otros objetos que te aprecies, como tus zapatos, por ejemplo.

Queremos decir que es importante que tu perro tenga juguetes u objetos para él, cuya finalidad sea la de poder mordisquearlos. Si tu perro no tiene juguetes para ello, es probable que acabe mordiendo lo que menos gracia te haga.

Dale juguetes o huesos específicos para esto. Si tu perro tiene la mandíbula grande y fuerte, hay unos juguetes que son adrede para resistir horas de fuertes mordiscos y en los que puedes poner comida, con lo que tienes un 2×1: muerde y se entretiene.

Si tu no le das alternativas, él se las busca.

Sácalo de casa, que corra y se relaje

En ocasiones, las mordeduras de los perros son ocasionadas por estrés. Sí, ellos también lo sufren.

Si te reconoces hablando con tus amigos diciéndoles frases como: «mi perro muerde todo cuando está solo» o «mi perro muerde los muebles cuando no estoy», tenemos que decirte que a veces los perros sufren ansiedad por separación (de su amigo humano) o si está demasiadas horas encerrado, se aburre y empieza a hacer de las suyas.

Nuestros amigos caninos necesitan correr y que les dé el aire, esto favorece que se relajen. Y pasar tiempo con nosotros.

Empieza a educarlo desde cachorro

Sabemos que tu amigo es el rey de casa, pero debes asumir que cuando los perros son cachorros es cuándo existen más posibilidades de que monten algún caos y que eso se convierta en costumbre.

Esto se debe al cambio de dientes que hacen y a su desbordante energía cuando son pequeños. Así que tienes que empezar a poner límites desde el primer momento. Las conductas que no quieres que se repitan no debes recompensarlas.

Spray amargo

Existen en el mercado productos antimordeduras. ¿Cómo funcionan? Pues usan el sabor amargo para disuadir. Este es un sabor que los perros distinguen y que suele resultarles desagradable. Son específicos para perros y no son tóxicos, no vale darles cualquier producto amargo, tienen que ser productos especializados.

Por Internet corren recetas caseras de sprays caseros antimordiscos, y consideramos que es una práctica que pone en riesgo a nuestros amigos.

Cuidado con los remedios caseros para que el perro no muerda los muebles, algunos de estos repelentes para perros llevan ingredientes que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud de un perro.

Si no sabes a ciencia cierta si puede ocasionarle algún mal, no lo utilices. Sus vías respiratorias o sistema digestivo pueden verse afectados. ¡Y no queremos eso!

Pon “barreras”

Normalmente, que los perros muerdan todo lo que pillan es algo que se concentra en sus primeros meses de vida, cuando cambian los dientes casi siempre.

Afortunadamente, la infancia de nuestros amigos caninos dura unos meses, que es un tiempo relativo. Pero es verdad que tener un perro que muerda todo cuando está solo es un fastidio.

Siempre puedes pensar en cómo dificultar que los dientecillos de tu amigo peludo lleguen donde no deben. Por ejemplo, cierra las puertas de las habitaciones a las que no quieras que vaya tu amiguete.

También puedes enrollar una tela alrededor de las patas de tus muebles, como las sillas. Pero no dejes que se convierta en costumbre, sino cuando quites la tela pasará a morder el mueble. Edúcalo desde pequeño para que no lo haga, como hemos comentado más arriba.

Conclusiones:

  1. Dale la posibilidad de pasear y correr, esto le ayuda a liberar estrés
  2. Preocúpate de entender y conocer a tu perro para saber qué le genera estrés, y evita estos momentos en gran cantidad
  3. Si usas productos «antimordiscos», que sean específicos para perros, cuidado con las recetas caseras
  4. Edúcalo desde cachorro, evita recompensar las conductas que no quieres que repita
  5. Protege tus muebles con una tela, en momentos puntuales, pero esta no es una solución permanente
  6. Si le das juguetes para que muerda, que sean específicos para él en cuánto a materiales y seguridad

¡Empieza a poner en marcha esto y que reine la armonía en vuestro hogar!

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Freepik

(Visited 95 times, 8 visits today)

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *