Ideas para proteger la pared de la cama: ¡Adiós roces!

3 ideas para proteger la pared de la cama en el dormitorio. Puedes hacer uso de cualquiera de ellas tanto en el dormitorio de matrimonio, como en el de los niños o invitados. ¿Cuál se adaptará más a ti? ¡Vamos a verlas!

Proteger la pared de la cama : consejos

1 Cabecero de cama

Sin duda, los cabeceros son la opción más utilizada para proteger la pared de la cama en nuestros dormitorios. Y no es para menos, porque, además nos ayudan a darle el carácter y estilo que deseamos a la estancia.

Prácticamente, la cama es el el marco principal alrededor del que encajan el resto de piezas del puzzle, el resto de elementos y decoración en la habitación. No dejes de echar un vistazo a estos cabeceros de cama y descubrir cuáles irían más con tu gusto y personalidad.

Truco

Si aún quieres ser más prudente y proteger mejor las paredes de tu hogar, te recomendamos que uses algun accesorio para que ejerza de amortiguador entre la pared y el cabezal.

Un ejemplo sería usar algún material con adhesivo que amortigue: desde placas de espuma a placas de fieltro. Y así prevendrás el roce directo mueble – pared.

Si no deseas colocar nada en la pared, puedes colocarlo en la parte trasera del mueble.

2 Arrimaderos

También consiguen una función 2 en 1: decoración y protección. Los arrimaderos son un elemento que suele ocupar media pared o incluso más. Es como una prolongación del zócalo, solo que los zócalos tienen una función más bien de protección al barrer o fregar, y los arrimaderos protegen mucha más superficie de las paredes y son un elemento decorativo más. Los zócalos pasan más desapercibidos.

Así que, si buscas conseguir una combinación de materiales para la pared de tu cabecero de cama o dormitorio al completo, el arrimadero es una muy buena idea para proteger paredes. Como puedes comprobar en la imagen: cabecero textil tipo caapitoné, arrimadero de madera y pared decorada con pintura de mitad hacia el techo. Fantástico.

3 Vinilos o papel pintado

Todos conocemos ya los vinilos, pero normalmente se utilizaban mucho en figuras, formas o frases para decorar. Ahora, existen piezas vinílicas, más o menos grandes, que nos ayudan tanto a delimitar zonas como a protegerlas. Si el arrimadero no es lo tuyo, si no te convence por estética ni coste, la alternativa del vinilo puede ser la solución para proteger las paredes de roces. Vinilos o papel pintado.

 

Cualquiera de estas opciones te será útil para evitar los roces del día a día o de la almohada. El yeso es lo más frágil y proveer a la pared de este tipo de soluciones hará que queden más protegidas.

Después de ver estas 3 opciones para proteger la pared de la cama, ¿cuál elegirías para tu dormitorio? Cuéntanos en comentarios 🙂 Te leemos 😉

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Freepik

Deja un comentario

Ideas para proteger la pared de la cama: ¡Adiós roces!

Tiempo de lectura: 2 min