Qué Hacer Cuando un Gato se Mea en Casa

¿Eres de gato o de perro? ¿Conviven ambos contigo? Son uno más de la familia, aunque nuestros amigos peluditos también la lían a veces. A veces llegamos y han roto algo dejando miles de rastros en trozos de espuma dispersa, por ejemplo. Y a veces, nos complican las cosas de otra manera. Si tu gato se mea en el sofá o en cualquier otro sitio de casa que no sea su arenero, quédate y lo hablamos. Tendrás explicaciones y posibles pasos por los que empezar a poner solución.

Y si tienes un compañero perruno en casa, te puede interesar nuestro post de remedios caseros para que el perro no muerda los muebles.

Qué hacer cuando un gato se mea en casa

7 causas por las que el gato se mea en casa

Por todos es sabido que los gatos son aseados. «¡Qué limpios son los gatos! E independientes, tú ponle una cajita y ellos solos se apañan». Esto es algo que damos por hecho. Pero siempre tienen que haber excepciones que confirmen la regla. Los que tenéis gato lo sabréis. Para saber qué hacer cuando un gato se mea en casa, identificar las causas te ayudará a poner soluciones.

1 No tiene otra opción

Si nuestro gato se ha quedado encerrado en una habitación sin caja de arena, no tendrá más remedio que hacer sus necesidades en cualquier sitio. Dale los recursos necesarios para que pueda hacer sus necesidades.

2 Susto

Quizá se ha asustado y la consecuencia ha sido que nos encontremos un regalito. Así que los castigos tampoco son recomendados porque el gato puede asustarse, y precisamente lo que queremos evitar, lo estaremos propiciando nosotros mismos. Evítale sobresaltos.

3 Instinto

No nos olvidemos que son animales con unos instintos y necesidades. Realmente perros y gatos están muy domesticados, pero eso no los hace completamente previsibles y moldeables a lo que nosotros queremos. Una de los comportamientos que tienen es marcar. ¿Cómo? A través de la orina.

Los gatos pueden marcar independientemente del sexo y de si está castrados o no.

Su objetivo es obtener confianza al convertir el lugar en un lugar que le proporcione familiaridad. También para avisar a otros gatos que está ahí. Y para informar de su estatus, cuando no está castrado.

También puede deberse a un interés reproductivo, la orina de las hembras atrae a los machos.

La castración puede ser una solución para que un gato que tenemos en casa deje de marcar, cuando hablamos de un comportamiento con finalidad reproductiva.

4 Problemas de salud

A lo mejor, a nuestro amigo felino le pasa algo y necesita una revisión médica. Podemos estar hablando de una cistitis, por ejemplo. Si es un comportamiento extraordinario, obsérvalo y si tienes sospechas, llévalo al veterinario.

5 Edad

Puede deberse también a la edad del gato. Desde problemas a la hora de moverse que se lo ponen difícil para entrar en la caja de arena, a que no le apetezca salir al exterior o si comparte espacio con otros gatos, con los años puede volverse más asustadizo. Al igual que las personas cuando se hacen mayores, las necesidades en la vejez son diferentes. Respétalo. Y ayúdale con un ambiente adecuado y tranquilidad.

6 La caja de arena está sucia

Una arena muy sucia no agradará a tu gato. Preócupate de cambiarla cada 2 días, o menos, si tienes más de un gato. Y atención al tipo de arena y productos de lavado que utilizamos. Si dejan restos de perfume fuertes, también pueden producirles rechazo. Y el tipo de consistencia también tiene que ver, suelen preferir arena fina, que les proporciona una superficie cómoda.

7 Novedades en casa

Un nuevo gato en casa. Una nueva persona en casa. Reformas, mudanzas u otros cambios que puedan afectar a la rutina del gato. Los gatos son seres con hábitos y rutinas que no toleran demasiado bien los cambios. Protégelo del estrés.

¿Ha definido un “cuarto de baño” diferente a su caja de arena?

Una consecuencia de que haga sus necesidades en otro sitio que no sea su caja puede ser el establecimiento de esa zona para hacer sus necesidades. Aunque haya sido un hecho accidental, el olor puede hacer que tu gato recurra a ese lugar. Para evitar ese comportamiento, intenta alejarlo el mayor tiempo posible de ese lugar (si es una habitación, y si es posible, intenta que no entre en ella) y eliminar el olor. Si ha dejado rastro en una pared puedes usar muebles para imposibilitarle el paso.

Cómo eliminar el olor

Se puede limpiar el área con una solución al 10 % de detergente biológico o enzimático. Aclaramos con agua y dejamos secar. Después pulverizamos la zona con alcohol, frotamos y luego dejamos secar. Si lo vas a hacer sobre muebles o puertas, primero hazlo en una zona escondida, para asegurarte que no se estropea.

Nuestra recomendación es que identifiques la causa. Obsérvalo, investiga y ten paciencia. Quizá no es lo que piensas en un principio y puedes ayudar a tu amigo felino. Y si lo necesita, contacta con una clínica veterinaria.

Fuente: Avepa

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Freepik

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será subido. Required fields are marked *