Estilo nórdico Decoración de interiores

El estilo nórdico se ha convertido en un must de las tendencias en interiorismo y decoración del hogar. Lo llamamos estilo nórdico o estilo escandinavo. Hace unos cuántos años que lo venimos utilizando en España, y poco a poco ha ido tomando fuerza. En este post de blog vamos a ver cómo decorar una casa según el estilo nórdico y el origen de esta tendencia en decoración de interiores.

¿Cuál es el origen del estilo nórdico?

Este estilo decorativo tiene sus orígenes en los países escandinavos del norte de Europa, es decir, en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Hay que pensar que esta tendencia decorativa tiene una relación directa con el clima y las peculiaridades que se desprenden de estas regiones. Uno de los objetivos de esta decoración es el pragmatismo y los diseños que proporcionen confort y alegría. En las casas escandinavas se trataba — y se trata — de que los elementos decorativos y el mobiliario que se utiliza ayude en el día a día a pasar la mayor parte del tiempo en casa, ya que en estos países hay momentos del año en los que las horas de luz son escasas. En algunas épocas sólo tienen 4 o 6 horas de luz. Así que cuándo sabemos esto, nos es fácil comprender el esfuerzo por mejorar el ambiente en el interior de los hogares. Podemos decir que una de las máximas de este estilo es: “Sentirse bien en casa escogiendo el mejor puzzle de objetos, mobiliario y decoración”.

Las claves del estilo nórdico

¿Qué desearías tú para tu hogar si vivieras en un entorno así? Seguramente una pregunta similar se harían quienes impulsaron y se inspiraron para crear este estilo decorativo. Las características estrechamente relacionadas con este estilo son la luminosidad, la sobriedad, la preferencia de uso de materiales naturales y la funcionalidad, sin perder de vista la parte estética. Vamos a ver con algo más de detalle cuáles son las claves de identidad de la decoración escandinava:

Luminosidad

En una región en la que la luz del sol a veces brilla por su ausencia, potenciar un ambiente luminoso haciendo uso de varias estrategias es un punto importante a tener en cuenta. Para superar la falta de luz se utilizan colores claros, se intenta aprovechar al máximo la entrada de luz natural o se otorgan puntos de luz artificial adicionales. Una decoración repleta de objetos oscuros no es propia del estilo nórdico. Sí lo son muebles con acabados en efecto madera o tonos blancos.

Colores neutros, suaves, pastel

El color blanco es el rey del estilo nórdico. Pero no es el único. Los colores suaves y neutros, o los tonos pastel, son los grandes protagonistas de este tipo de diseño de interiores. Se utilizan tanto en paredes como en los muebles. Y en realidad, es una gama de colores amplia la que se puede utilizar: blanco, gris, beige…Elige un tono o dos que añadan la nota de color que le darán ese toque especial sin recargar el ambiente.

Naturaleza

La naturaleza está presente en este estilo decorativo a través del uso de materiales o acabados que se emplean a la hora de elegir qué objetos tener en casa. Desde un cesto de mimbre a una alfombra de rafia, pasando por la decoración con un acabado de madera para los muebles, o el uso textil, para el revestimiento del sofá o en objetos funcionales como una manta. Y por supuesto ¡las plantas! No nos podemos olvidar de ellas cuándo hablamos de un ambiente que incluya aspectos naturales. Las plantas nos ayudan a crear una atmósfera agradable.

Sobriedad

Abarrotado. Este es el efecto contrario que se busca con el estilo nórdico. El estilo escandinavo prescinde de los objetos que no tienen un uso concreto, generalmente. Eso no quiere decir que elimine todo objeto decorativo. El estilo nórdico busca el equilibrio y la armonía, y este concepto se aleja de una decoración atestada de elementos. Si pensamos en el objetivo de disfrutar de un hogar acogedor, esto es una pieza fundamental a tener en cuenta.

Pragmatismo

Mesa de comedor extensible

Los objetos de un ambiente nórdico tienen que ser funcionales, en su mayor parte. Se utilizan objetos decorativos, pero sin llenarlo todo. En cuánto a los muebles de estilo nórdico, estos pueden tener características que los hagan más interesantes todavía. Por ejemplo, pensemos en un salón. Las mesas de comedor extensibles, o las mesas auxiliares de centro que se puedan elevar, van acordes a esa línea. Pues siempre ofrecen más funcionalidad.

Mesa de centro elevable

¿Y tú? ¿Tienes una casa o espacio decorado siguiendo este estilo? ¿Estás pensando en darle un cambio a tu hogar? Enséñanoslo junto al hashtag #miroytengonordico, y nos maravillaremos juntos de este precioso y elegante diseño de interiores.

Equipo Miroytengo

Imágenes del post: Haciendo clic en cada imagen puedes acceder a su fuente.
Imagen de cabecera: Pexels

Dejar un comentario

Tu correo electronico no será subido. Required fields are marked *